El cansancio, la fatiga y el sueño son solo algunos de los síntomas que tu cuerpo puede experimentar si en tu organismo existe exceso de toxinas. Órganos vitales como los pulmones, el hígado, el corazón y los riñones pueden verse considerablemente afectados debido a esta sustancia. Es por ello, que es preciso liberar la acumulación de estas pequeñas moléculas.

¿De qué manera podemos saber si nuestro organismo alberga exceso de toxinas?

Detectar esto es sencillo. Si presentas al menos 6 de los siguientes síntomas puedes empezar a cambiar tu estilo de vida:

– Problemas para dormir
– Mal aliento
– Cansancio
– Piel reseca
– Pérdida de cabello
– Acné
– Ganas excesivas por comer
– Acidez
– Migraña
– Digestión retardada

Entonces, ¿cómo se eliminan las toxinas del cuerpo?

La respuesta no es nada complicada, y quizá resulte extraño saber que para liberar al cuerpo de esta sustancia tengas que repetir lo mismo que hiciste para contraerla. Si aún no has adivinado de qué estamos hablando, te decimos a continuación como suprimir esta acumulación de toxinas: con los alimentos.

Palta

Este alimento no solo es beneficioso para la piel, sino que también es una poderosa ayuda al momento de desintoxicarte de los químicos que hayas podido ingerir, tales como: las grasas, harinas y endulzantes artificiales.

Limones

Esta fruta no solo refleja la frescura del verano. Es importante saber que la vitamina C que contiene nos ayuda a eliminar las toxinas como la grasa. ¡Así que no hay que perder el tiempo y preparémonos una deliciosa limonada!

Té verde

Además de mantenerte hidratado, esta bebida —para los que no lo sabían— contiene catequinas, un antioxidante que ayuda a mantener el cuerpo limpio. Así que ya sabes, té verde para suprimir las toxinas dañinas del organismo.

Manzana

Ingiriendo una sola manzana al día puedes liberar tu cuerpo de las grasas acumuladas por culpa de las toxinas. Esta fruta puedes consumirla en rodajas, picadas o de la manera que se te antoje.

Ajo

Quizás estés pensando: “pero todo iba tan bien, ¿por qué tengo que comer ajo?”. No te alarmes, si bien puede parecer un alimento algo desagradable, nos ayuda a tener una buena salud cardiovascular y mejora la digestión. Mézclalo en tú comida y ni notarás su sabor. ¿O acaso creías que te íbamos a recomendar acabarlo a mordidas?

Deja tu comentario

Te puede interesar